El Papa Francisco firma Carta Apostólica Vos Estis Lux Mundi

El Papa Francisco escribió la Carta Apostólica en forma de “Motu proprio” titulada “Vos estis lux mundi”, que en español significa “ustedes son la luz del mundo”, en la que se establece nuevos procedimientos para prevenir y denunciar los casos de abusos sexuales dentro de la Iglesia.

Esta Carta Apostólica fue publicada por la Oficina de Prensa de la Santa Sede el 9 de mayo pero entrará en vigor el próximo 1 de junio de 2019 y posteriormente será publicada también en la “Acta Apostolicae Sedis”.

El Santo Padre estableció que estas normas han sido aprobadas “ad experimentum” por tres años.

En la Vos estis Lux mundi, el Papa Francisco describe las normas que se aplican en el caso de informes relativos a “clérigos o miembros de Institutos de vida consagrada o Sociedades de vida apostólica” con relación a delitos en contra el sexto mandamiento del Decálogo.

En concreto, estas nuevas normas regulan los casos en dos ámbitos. El primero, cuando se “obliga a alguien, con violencia o amenaza o mediante abuso de autoridad, a realizar o sufrir actos sexuales; realiza actos sexuales con un menor o con una persona vulnerable y producir, exhibir, poseer o distribuir, incluso por vía telemática, material pornográfico infantil, así como recluir o inducir a un menor o a una persona vulnerable a participar en exhibiciones pornográficas”.

Por otro lado, este Motu proprio regula los encubrimientos de las denuncias, es decir, las “acciones u omisiones dirigidas a interferir o eludir investigaciones civiles o investigaciones canónicas, administrativas o penales, contra un clérigo o un religioso” con respecto a delitos señalados anteriormente.

Según señaló el director editorial del Dicasterio para la Comunicación, Andrea Tornielli, entre las novedades previstas en estas normas se encuentra “la obligación para todas las diócesis del mundo de contar para junio de 2020 con ‘un mostrador’ para las quejas en cada diócesis”.

En esta línea, el artículo 2 del Motu proprio indica la obligación de establecer antes de junio de 2020 “uno o más sistemas estables y fácilmente accesibles al público para presentar los informes, incluyendo eventualmente a través de la creación de un oficio eclesiástico específico” y solicitá a las Diócesis y a las Eparquías informar al Representante Pontificio sobre la institución de estos sistemas.

De este modo, y de acuerdo a lo que explicó Tornielli, el Papa quiere con estas normas “que las personas que han sufrido abusos puedan recurrir a la Iglesia local con la seguridad de que serán bien recibidas, que estarán protegidas de las represalias y que sus informes serán tratados con la máxima seriedad”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *